galego-português imprimir cerrar
Artículos
 
 
 
último apunte de diario (27) El lector desmemoriado. Los Taibo, una familia civilizada (y con tildes)
   
 
23/02/2019 | Carlos Taibo | El lector desmemoriado - |
www.carlostaibo.com (23 de febrero de2019)
 
Paco Ignacio Taibo II es un muy conocido escritor mexicano (o, tal vez, hispano-mexicano). Si sus libros tienen un éxito notable en México, he tenido la oportunidad de certificar que están muy presentes, también, en países como Estados Unidos, Francia o Italia. Estoy pensando en las novelas del detective Belascoarán o en biografías como las que Taibo II dedicó en su momento al Che Guevara o a Pancho Villa.

Tuve la oportunidad de conocer a Paco Ignacio, con quien no me une ninguna evidente relación de parentesco, bastantes años atrás con ocasión de una Feria del Libro de Madrid. Me acerqué para saludarlo y me explicó, conversación inevitable, que a su entender el apellido Taibo había llegado a Galicia en el siglo XIX de la mano de un paisano que, de origen bohemio o moravo, trabajaba en la industria del vidrio. Este buen hombre padecía, al parecer, de los pulmones, de tal suerte que blasfemaba en alemán y repetía compulsivamente la palabra Teufel (diablo), que a los duros oídos de mis compatriotas gallegos se ofrecía como Taibo. Comoquiera que pensé que no hablaba en serio, me limité a señalar que el apellido existe desde al menos el siglo XV, observación que –inmediatamente lo pude comprobar- no gustó sobremanera al amigo mexicano, quien prefería, con lógica inapelable, su explicación de los hechos, innegablemente más literaria.

No resulta sencillo determinar de dónde viene y cómo se ha manifestado el apellido Taibo. Me limitaré a señalar, a vuela pluma, que, aparte de su presencia en una zona relativamente amplia de la provincia de A Coruña, en Galicia, en el portugués arcaico existe un adverbio taibo que tendría origen árabe. Para que nada falte, hay en Mozambique un apellido Taibo que por lo que parece nada tiene que ver con el europeo. Años atrás pedí a mi hermano Nacho que me llevase a un lugar llamado, de nuevo, Taibo, situado en las cercanías de Sada, en A Coruña. Rara vez está claro si el apellido procede del topónimo o si es este último el que se deriva de aquél. Lo cierto es que al llegar al lugar en cuestión tuvimos la oportunidad de comprobar que nos recibía un bar llamado Taibó, con una evidente tilde en la última sílaba. Preguntamos al paisano que lo regentaba cómo se llamaba efectivamente aquel lugar y su respuesta nos dejó perplejos: “Este lugar se llama Taibó”, adujo, “pero cien metros más allá está Taibo”. Manera muy civilizada ésta de resolver –creo yo- una dura reyerta familiar. Tampoco fui yo muy agresivo, por cierto, a la hora de refutar la literaria explicación de Paco Ignacio Taibo II sobre la llegada del apellido a Galicia. Que vivan, en cualquier caso, las tildes.
 
subir