galego-português imprimir cerrar
Artículos
 
 
 
último apunte de diario De manifestaciones y perroflautas
   
 
22/06/2013 | Carlos Taibo | 15-M, movimiento - Crisis |
www.carlostaibo.com (22 de junio de 2013)
 
En las últimas semanas se ha hecho común en la Red un tipo de reflexión que merece comentario. Hace unos días, sin ir más lejos, corrió por ahí una fotocomposición que recogía, por un lado, tres o cuatro imágenes de manifestaciones multitudinarias, en su caso aparentemente violentas, en Turquía, Grecia, Portugal o Brasil, acompañadas de otra fotografía que retrataba a dos de nuestros perroflautas tranquilamente sentados -supongo que fumando un porro- en la calle.

No quiero ignorar que la fotocomposición en cuestión puede responder a un propósito respetable: el de recordarnos que seguimos medio adormecidos y haríamos bien en imitar el ejemplo de movilización que proponen otros. Pero confesaré que esta primera percepción me deja bastante insatisfecho. Señalaré al respecto, por un lado, que en otros momentos eran turcos o brasileños los que debían mirarse en nuestro espejo y agregaré, por añadidura, que recelo mucho del criterio que identifica sin más resistencia venturosa y manifestaciones en la calle. Pienso, de hecho, que la grandeza mayor del 15M no radica en estas horas en su capacidad, notable o pequeña, para articular las preceptivas manifestaciones, sino, antes bien, en su talento para modificar la realidad de la mano de iniciativas, a menudo sordas y nada vistosas, que frenan, sin embargo, desahucios o construyen espacios de autonomía.

Poco me importa, con todo, lo anterior. Lo que realmente me desagrada de la fotocomposición que me ocupa es la elección, para significar lo que quiere retratar, de dos perroflautas, en lo que entiendo que es un alegato subliminal contra el 15M, un alegato que bebe con descaro del discurso oficial y que acaso pretende comparar a esos dos jóvenes con la ejemplar condición de la aguerrida militancia de siempre. Porque, puestos a buscar señales sólidas de las miserias que arrastramos, me habría parecido mucho más apropiado que el creativo de marras nos hubiese emplazado ante una foto de Fernández Toxo y Méndez, o ante la de alguno de los pulidos diputados de nuestra izquierda, ésos que están orgásmicamente convencidos de que nos representan. Obligado a elegir, la verdad, me quedo con los perroflautas.
 
subir